Los últimos caídos

Son hombre y mujer que unieron
sus destinos por alguna razón.
Quizás para amarse, cuidarse
y apagar también la pasión.

Besos y caricias;
secretos bien guardados.
Amantes sin saciedad;
por el sexo cegados.

Vanidosos luchando a morir
por un poco de felicidad.
Quisieron ser solo amantes;
pecadores sin final.

Sin argumentos que justifiquen
ni motivos que entender.
Probaron el fruto
para lo prohibido conocer.

Engañaron, mintieron;
lo que hicieron no fue legal.
Sus ilusiones fueron confusas,
pero ahora ¡Que mas da!

Ya no serán mas fugitivos
de la falsa moralidad.
Seguirán en la conquista
de su fantasía sideral.

El silencio es su fiel testigo,
de que quieren volverlo a intentar.
No importando cuanto cueste
o el castigo que hay que pagar.

Si los sueños se convierten en realidad.
Habrán logrado el propósito universal;
convertir la vida misma
en un paraíso por toda la eternidad.

Sus excusas han expirado,
no hay tiempo para la falsedad.
El dulce misterio y lo prohibido;
serán los últimos caídos hasta el final.

Anuncios

Inimaginable VII

Estoy tan enamorado de lo inimaginable que aun así… estoy enamorado de ella.

Soñé con ser un caballero medieval… creé mi propio espacio sideral y por derecho propio lo soy… amén de que mi corazón late al compás del metal…

Es tan inimaginable lo que te digo que no tengo perdón de Dios.

Anoche soñé… ¿o imagine? Imagine lo inimaginable… ¡Soñe que con un cierto candor le platicaba todo esto a una linda flor de azucena!

Inimaginable VI

Mi alma es tan inimaginable que no creo en lo material. Solo lo etéreo me hace feliz y no tengo límites para descubrir lo inexistente. Soy como puedo y quiero ser. Simplemente ¡Lo toman o lo dejan! No hay otra elección.

Dicen que perdí la razón por escribir lo inimaginable… lo que no saben que si lo imagino; razono. Y por esa sola razón existe…

Por eso escribo. Porque puedo crear lo inimaginable. Soy mi propia creación. Creación de mi razón.

Inimaginable V

Mi imaginación es tan inimaginable que me soñé siendo ángel para conocerla y ella con vanidad de Diosa me convirtió en demonio un instante después.
Mi odio es tan inimaginable que no le guardo ningún rencor. Fui inimaginablemente honesto con ella que nunca creyó en mí.

La verdad y la mentira son tan inimaginables que yo preferí decirle verdades a medias (escribir). Y su inocencia era tan perversa que no acabó nunca por concebir que lo que yo escribí jamás lo hice pensando en ella.

Sus prejuicios son tan inimaginables que no entendió que tan solo soy un poeta y nunca escribiría algo que la hiriera, pues escribo tan solo para sanar heridas propias.

Inimaginable IV

Mi pasión por la libertad es tan inimaginable que soy rebelde solo por encontrar mi propio camino. No camino por senderos trazados, pues prefiero no saber mi destino. Al fin y al cabo, no creo tener mi vida escrita en ningún libro sagrado.

Es tan inimaginable mi creencia en Dios que no acepto dogmas de ninguna religión. Es tan inimaginable mi tormento que aun en los tiempos difíciles jamás le rogué al Señor misericordia.

Si quisiera describirme con esa imaginación inimaginable, preferiría llamarme Caín antes que Abel.

Inimaginable III

Soy un ser inimaginable que alguna vez soñó con ser príncipe cuando nació plebeyo. Es por eso, por lo que mejor me convertí en un caballero. Peleé por ello para que solo así pudieran conocer lo que verdaderamente soy; un guerrero.

Pero es tan inimaginable mi ego que ahora no me conformo con ser un caballero; ahora sueño con llegar a ser Rey.

Inimaginable II

No entiendo como alguien como yo tiene que ponerse una careta y un disfraz de caballero para poder mostrarse tal cual es ¿Que contrariedad no? Tener que usar careta para poder mostrarse, cuando tendría que ser al revés…quitarse la careta para mostrar lo que verdaderamente se es.

Lo sé, es incongruente lo que digo. Lo que sucede es que estoy enamorado de lo inimaginable. Mi amor ha sido tan inimaginable que ni yo mismo se hasta dónde puedo amar. Porque mi secreto es tan inimaginable que ni siquiera ella lo pudo descubrir.