Publicado en en colaboración

Demonios

05a6.jpg

Feroces demonios de extraños rostros, miradas aterradoras, anómalas sonrisas, le persiguieron salvajemente cuando sólo era un infante. El pasar de los días, el andar de sus pasos, la vida misma le enseñó a observar con recelo a quienes le rodeaban. Sin embargo, siempre tuvo su reluciente espada colgando en algún lado de su cinturón invisible. Guerrero innato. Hoy pretende ser sólo alguien que mira con la frente en alto. Con lágrimas, infringiéndole dolor en las entrañas, recuerda cómo le arrebataron la felicidad y despedazaron sus sueños. Cuán duro fue caminar sobre los cadáveres de sus ilusiones; mas hoy ha decidido que se terminó el tiempo de las venganzas. Entonces mira con desgano y tristeza las cicatrices tatuadas en su alma, como queriendo borrarlas.

Misterioso Caballero, hoy comienza tu vida. Hoy renacerás, trazarás nuevas metas. Alcanzarás la gloria, a pesar de tus verdugos. Serás grande, pues estás hecho de fuego. Abrasarás cada camino con huella de acero. Con armadura resplandeciente. Lograrás retomar tu reino, convirtiendo el infierno en tierra prometida. El pecado fulminarás, pues todo ahora será progreso. Y con ello, tu armadura caerá, pues forjarás un nuevo escudo con la fe que te acompaña. Tendrás que luchar sin espada, pues tu corazón será tu única arma.

Pronto llegará el día en que los sueños que tanto perseguiste, se conviertan en realidad. Mirada al frente, caballero andante. Siempre hacia el horizonte, donde las musas descansan tejiendo ilusiones. Darse por vencido no es una opción.

Rememoras entonces. Observas todo lo que has dejado atrás y allí ha de quedarse. Sabes que no es posible andar sobre tus pasos. Debes comenzar de nuevo. Eres dueño de tu vida, de cada capítulo, de cada hoja. En el camino que comienzas a trazarte, no existe lugar para las lágrimas. Es momento de acabar con las reglas, sin tomar en cuenta los segundos; el quisquilloso pasar del tiempo. Debes continuar, porque en tu destino está trascender.

Serás la persona que quieres ser. Serás ese caballero, que despojado de su armadura, rescata y se rescata. Sonríe y respira. Y alberga grandes promesas. En un corazón, que lleno de nobleza, será capaz de transformar y embellecer con cada latido.

Ahora estás allí; sobre tu muralla, dejando caer los pies. Interrogándote en qué cambiarias. Pensando en el pasado, en el presente. En las caídas, en los intentos y en las ganas de ser feliz. En el amor ¿Por qué no? En esa alma gemela, que eternamente te haga feliz.

Mientras tanto, ella intenta descifrar qué le sucede. Tú te limitas a dibujar una sonrisa. De pronto lo comprende: no quieres una nueva oportunidad para vivir. Simplemente tomarás las riendas de tu vida, cambiarás tu destino o morirás en el intento. Sus miradas se encuentran. Hay espacio, ahora, para la felicidad.

Anuncios
Publicado en reseña

Manifiesto de los escritores

A través del blog de Laura Antolín me tropecé con la pagina de Tinta Chida. Fue un tropiezo pero de los buenos, de los que te gustaría tener siempre.

El eslogan de Tinta Chida  dice lo siguiente: “Ideas y experimentos para ganarse la vida haciendo lo más chingón del mundo: escribir”.

Y precisamente me encontré con el manifiesto acerca de eso; de escribir. Como me gustó tanto, se los muestro a continuación.

Listo para imprimir_preview

Publicado en pensamientos

Mi estilo

En mi vida he pasado de todo:
saboreé momentos grandes;
he tocado fondo también.
A lo mejor fui un presumido, arrogante;
por eso tuve que caer.

Hasta tuve momentos desesperantes;
ganas de morir tal vez.
No me enseñaron el ser humilde;
aunque eso lo aprendí sin querer.

Y ahora que estoy grande
me doy cuenta que falle mas de una vez,
pero me he dado cuenta,
que todo eso me hizo fuerte
para este día mejorar
lo que hice mal ayer.

Ahora quizás me mires
como un tipo al cual no podrás entender,
pero te aseguro algo:
conmigo puedes confiar,
pues he sido de todo,
menos alguien que le guste traicionar.

Yo perdono todo,
pero no te equivoques;
una traición jamás.

Es tan solo mí estilo
el que quizás a mi me pueda delatar;
que a lo mejor me queda algo de presumido,
pero solo lo hago por jugar.
Y es que es parte de mi encanto
y yo se que a ti;
eso te hace suspirar.

Publicado en pensamientos

Te busco a ti (III)

Te busco a ti que eres divina, no por tu belleza física sino porque sabes compartir las tristezas y las alegrías. A ti que puedes andar entre demonios, pero jamás te deshumanizas. Tú que compartes con cualquiera, ya sea pobre o rico y no distingues la diferencia. Te quiero a ti que luchas día a día y tienes fe en la vida; la fe que me hace falta.

Publicado en pensamientos

Te busco a ti (II)

Te busco a ti amiga mía, la que quizás no sepa leer entre líneas… a veces, pero sabe escribir. Quizás sabes escuchar y hablar, pero tienes el don de hacer disfrutar los silencios con una fantástica expresión de ternura mágica que desborda por tu mirada. Tú que eres una persona común, pero a la vez astro que alumbra el bello atardecer que espero.