Publicado en pensamientos

Si las aves vuelan ¿porque no tú?

Podría jurar que estabas excitadamente contenta. Esperaste tanto ese momento, querías sentir la libertad. Seguro pensaste: si las aves vuelan ¿porque yo no?

Ya no tenías interés en la seguridad que da el suelo firme; no escuchaste consejos, no pensaste en riesgos. Tomaste el transporte que te elevaría al cielo. Lo que no sabías, es que estarías en la cumbre tan solo un instante.

No temiste, tampoco pensaste; estabas donde querías. Te creíste preparada, la adrenalina te enceguecía. Te lanzaste sin más, ni el poder del viento creías que te podría detener; te sentiste un águila real.

Pero algún día trataras de tirar del paracaídas; no lo encontraras. Cuando sientas el vértigo será demasiado tarde. La sensación de vacío en tu estomago te hará comprender que te equivocaste. Te aconsejo mirar hacia el horizonte, nunca hacia atrás. No me busques porque para mí, tu avión voló demasiado lejos.

Anuncios
Publicado en pensamientos

Malos presagios

Amaneció pensativo ese día. Jugando al adivino miraba a través de aquel espejo que sostenía entre sus manos, como queriendo descubrir los últimos misterios que pesaban sobre su relación marital. La mala suerte rondaba, los astros burlones presagiaban una mala jugada. Nunca imaginaría que aquella mañana ese cristal estallaría en pedazos. De sus manos sudorosas y temblorosas -por aquel presentimiento que oprimía su pecho- el espejo se le escapo, dio hasta el piso «el tiempo se detuvo en un instante». Su mundo estaba a punto del paroxismo «su universo se colapsaba».

Se rehusó a creer en tan absurdo presentimiento «al fin y al cabo hacía mucho que había dejado de creer en horóscopos, supercherías y demás». Se dispuso a recoger cada pieza del rompecabezas en el que acabó aquel espejo. Juntó aquellos pedazos a un lado de la mesita de centro de la sala de su casa. Ahí los dejó para ir a buscar una bolsa en donde echar lo que quedaba del espejo. Al volver, empezó a juntar una a una las piezas astilladas y se percató que debajo de aquella mesita sobresalía la esquinita de una tarjeta. Procedió a sacarla, y las sorpresas aun no paraban «la tarjeta era de un café muy conocido, que estaba ubicado a orillas de la playa de su ciudad. El nombre: “Estrella de mar” ».

¿Siguen las coincidencias?, se preguntaba. ¡Bah! ¿Qué estoy pensando? Pero toda la tarde estuvieron esas pequeñas coincidencias rondando por su mente.
Llego la noche, pero su mujer no. De pronto ¡pum! La lucidez o la autosugestión dominaron su incredulidad. Tomó las llaves del coche y se dirigió inmediatamente hacia aquel café. Al llegar, fue directo a una de las ventanas de aquel lugar. Busco una a una de las mesas. Y en un apartado lugar, ahí estaba su mujer. Frente a ella, estaba una señora “leyéndole la mano”. Suspiro aliviado. Y se dijo asi mismo: sabia que eran puras tonterías lo que estaba pensando.
Entonces, cuando estaba a punto de apartarse de la ventana, miro como un tipo se sentó al lado de su mujer y la tomaba de la mano. -Ella sonriéndole le dio un beso en la boca-.

Quizás solo fueron coincidencias, pero desde aquel día el joven sabe que las coincidencias y los presentimientos siempre terminan por acertar los malos presagios. No importa si crees o no en supercherías.

Publicado en pensamientos

Cuando digas: ¡Te amo!

 

Que ambigüedad la tuya

Al pretender decir amar.

Amar, no es solo una palabra

Para amar, hay que saberlo demostrar.

 

No menciones el amor

Cuando pretendas jugar.

No digas una sola palabra

Solo déjate llevar.

 

Mejor di que quieres,

Solo por curiosidad.

Mejor di, cariño;

Vamos a jugar.

 

Se sincera, se discreta,

Quiere, ama, juega.

Pero nunca digas: ¡Te amo!

Cuando tu alma este indispuesta.

 

Cuando digas: ¡Te amo!

Dilo con claridad.

Cuando digas ¿jugamos?

Hazlo así, sin mas.

Publicado en pensamientos

Mi razón de vivir

Hice cosas de las que no me siento orgulloso. Juzgue y enjuicie a personas duramente pensando (en ese momento) que tenía la suficiente integridad moral para hacerlo…pero no la poseía. Consideraría pedirles perdón por eso.

Pensé, e intenté hacer cosas estúpidas y tendría que implorarme absolución. No obstante no puedo arrepentirme por lo que hice, pensé o deje de hacer. La vida me ha enseñado que mi esencia es todo lo que he vivido. Me siento orgulloso de lo que soy y por esa razón me declaro inocente. No nací para mártir y no puedo juzgarme tan duramente como lo he hecho con otras personas.

La vida es una rueda de la fortuna, y en estos momentos estoy en la parte inferior de esa máquina natural de la existencia. A veces pienso (como todos, supongo) que esta prueba es causa de mis acciones, empero, mi conciencia me dice que la vida me ha quitado más de lo que yo he dado.

Sí, falle una y mil veces. Pero es tiempo de rectificar. Sobreviví a situaciones de las que pensé no saldría con vida. Pero, heme aquí, con la frente en alto y dispuesto a salir adelante. Estuve solo en mi lucha por mucho tiempo, pero ahora soy feliz porque mi más grande razón de vivir (no de sobrevivir) camina junto a mí.

¿Me caigo? me levanto ¡Me doblo! pero no me quebro. Ahora mi lucha es doble… tengo una razón para vivir.

Publicado en pensamientos

Tu lugar

Hoy quiero romper el silencio
El lugar que dejaste aun sigue vacío
Pero sin duda, otra ocupara tu lugar.

No es mi intención herirte,
Pero nunca encontré una
Sola razón para llorar tu partida.

No me preguntes porque,
Pero al marcharte pronto te olvide.

No me volverás a ver
Ni aunque el mundo llegue a su fin
Ni aunque volvieras nacer.

Publicado en pensamientos

Frágil

En mi oscura tempestad deseaba reencontrar la luz del amor y por estar en el momento más vulnerable de mi vida no me di cuenta que tu intención no era precisamente obsequiármelo.

A pesar de todo te extiendo mi gratitud porque gracias a ti me di cuenta que puedo volver a amar. Y en esta tarde de despedida también quiero darte el crédito por haberme enseñado que no eres única; eres una mas.

Practicas ideales tan banales que ni siquiera te pudiste dar cuenta en que momento te logre desenmascarar. Ya no eres la misma de ayer, perdiste la cordura y lo poco que tenias de integridad. Yo sigo siendo el mismo de cuando llegaste y seguiré siendo el mismo ahora que te vas.

No pronunciare la palabra perfecta que te describe bien a ti. Y no es porque no me den ganas de decirlo, es porque cuando menos en la despedida ¡por lo menos uno de los dos tiene que ser elegante!

Perdóname, pero ni aun en mis momentos mas vulnerables ni en tus sueños mas fantasiosos podrías quebrar aún más mi fragilidad.

¿Engañarme a mi? ¡Jamás! ¿Olvidarme a mi? ¿Podrás?

Publicado en pensamientos

Señorita Tauro

Tengo que aceptar y confesar que no creo en la predestinación. No hay destino que pueda lograrse sin la voluntad de realizarlo. Ni dioses o leyendas, ni hechizos misteriosos, tampoco sucesos esotéricos inexplicables pueden lograr la unión de dos personas, si estas no están dispuestas a hacerlo.

Esta forma de creer que todo está escrito, solo nos sirve para dejar todo a la suerte, para no esforzarnos. La única forma de conseguir algo es decidir hacerlo.

Yo elijo luchar por lo que quiero. No importa cuánto me cueste. Pero también soy realista y cuando se que no hay nada por hacer. Se retirarme. Afortunadamente no soy obsesivo. Más bien soy orgulloso y eso ha permitido que mi dignidad siga intacta.

Quiero alguien que todos los días trate de sorprenderme. Deseo alguien capaz de hacerme pensar en ser cada día mejor, alguien que me haga ver el mundo de forma diferente. Alguien que me inspire. Alguien que me extrañe en cada momento. Alguien solo para mí. Compañera, amiga, amante, novia, esposa. El título es lo de menos.

Es mi culpa creer que yo era especial para ti. Nunca me puse a pensar que solo eras amable conmigo tal como lo eres con todos los demás.

…No sé porque escribo esto. Estoy seguro que nunca lo leerás.