Publicado en en colaboración

Demonios

05a6.jpg

Feroces demonios de extraños rostros, miradas aterradoras, anómalas sonrisas, le persiguieron salvajemente cuando sólo era un infante. El pasar de los días, el andar de sus pasos, la vida misma le enseñó a observar con recelo a quienes le rodeaban. Sin embargo, siempre tuvo su reluciente espada colgando en algún lado de su cinturón invisible. Guerrero innato. Hoy pretende ser sólo alguien que mira con la frente en alto. Con lágrimas, infringiéndole dolor en las entrañas, recuerda cómo le arrebataron la felicidad y despedazaron sus sueños. Cuán duro fue caminar sobre los cadáveres de sus ilusiones; mas hoy ha decidido que se terminó el tiempo de las venganzas. Entonces mira con desgano y tristeza las cicatrices tatuadas en su alma, como queriendo borrarlas.

Misterioso Caballero, hoy comienza tu vida. Hoy renacerás, trazarás nuevas metas. Alcanzarás la gloria, a pesar de tus verdugos. Serás grande, pues estás hecho de fuego. Abrasarás cada camino con huella de acero. Con armadura resplandeciente. Lograrás retomar tu reino, convirtiendo el infierno en tierra prometida. El pecado fulminarás, pues todo ahora será progreso. Y con ello, tu armadura caerá, pues forjarás un nuevo escudo con la fe que te acompaña. Tendrás que luchar sin espada, pues tu corazón será tu única arma.

Pronto llegará el día en que los sueños que tanto perseguiste, se conviertan en realidad. Mirada al frente, caballero andante. Siempre hacia el horizonte, donde las musas descansan tejiendo ilusiones. Darse por vencido no es una opción.

Rememoras entonces. Observas todo lo que has dejado atrás y allí ha de quedarse. Sabes que no es posible andar sobre tus pasos. Debes comenzar de nuevo. Eres dueño de tu vida, de cada capítulo, de cada hoja. En el camino que comienzas a trazarte, no existe lugar para las lágrimas. Es momento de acabar con las reglas, sin tomar en cuenta los segundos; el quisquilloso pasar del tiempo. Debes continuar, porque en tu destino está trascender.

Serás la persona que quieres ser. Serás ese caballero, que despojado de su armadura, rescata y se rescata. Sonríe y respira. Y alberga grandes promesas. En un corazón, que lleno de nobleza, será capaz de transformar y embellecer con cada latido.

Ahora estás allí; sobre tu muralla, dejando caer los pies. Interrogándote en qué cambiarias. Pensando en el pasado, en el presente. En las caídas, en los intentos y en las ganas de ser feliz. En el amor ¿Por qué no? En esa alma gemela, que eternamente te haga feliz.

Mientras tanto, ella intenta descifrar qué le sucede. Tú te limitas a dibujar una sonrisa. De pronto lo comprende: no quieres una nueva oportunidad para vivir. Simplemente tomarás las riendas de tu vida, cambiarás tu destino o morirás en el intento. Sus miradas se encuentran. Hay espacio, ahora, para la felicidad.

Anuncios
Publicado en pensamientos

Inmortal

Es hora de hacer, no de intentar.
No quiero volver a limitarme más.
Mi destino es inmenso,
mis ganas son tremendas.

No deseo la aprobación de nadie.
Mi identidad me avala como uno de los grandes.
Acaso seré honesto y directo,
pero nunca un pusilánime.

Seré alguien que sea capaz de inspirar.
No seré mas alguien ordinario,
De hoy en adelante seré alguien
extraordinario, excepcional… algún día inmortal.

El futuro es incierto, pero si me juzgan por algo,
quiero que sea por mi valor a enfrentar mis miedos.
Se que la recompensa será grande.
De cierto sé que seré juzgado,
pero eso no me detendrá
porque al final me adoraran.

La leyenda ha comenzado. Mi camino ya esta trazado.
He comprendido al fin para que a este mundo he llegado.
No estoy aquí para simplemente pasar, he llegado para impactar.

La grandeza no es de unos cuantos,
la grandeza es para todo aquel que la busca.
Para todo aquel que los retos no lo intimiden.

Quiero que cuenten historias sobre mí,
alguien a quien les guste admirar.
Lo sé, soy un ser controversial,
pero soy mágico en verdad.

Me doy cuenta que soy alguien capaz de aprovechar todo mi potencial.
Creare nuevas ideas. Evolucionare y revolucionare mi vida.
Me impondré metas ambiciosas, no me conformare con cualquier cosa.

Algún día seré capaz, no solo de crear mi propio sendero.
También seré el guía para otros muchos más.
Te inspirare… querrás seguir a la leyenda.